sábado, 15 de julio de 2017

Asombrado al verte

Dedicado a quién en vida fue Tío Ángel

Quién llega de muy cerca,
anidando la esperanza de esperar.
Contemplando la llegada del momento,
disipando toda duda del tiempo vivo.

"Te ruego no detengas el tiempo ahora",
condúceme para llegar a Ti cada día.
Hasta que surja el día del encuentro,
el día del gran asombro divino.

Oh, ¿cuánto asombro tendrá?
El tiempo es nuevo por Su llegada.
Sin contar ya más un día, "Él es bueno",
la hora del encuentro ha llegado.

La puerta del Palacio ha bajado,
Dios le da la bienvenida.
El rostro queda hoy fijo,
lleno de asombro por verle.

¡Pan de sacrificio Sagrado eterno!
hoy le recibiré para siempre.
Para vivir en el gran Palacio,
donde no existe el sufrimiento.

Su recompensa le ha llegado,
con fiesta celeste ha comenzado.
Él es motivo de alegría en el cielo,
Mientras en la Tierra se ríe y se llora.

Estamos convidados hoy por la vida
Junto a todos los amados de Dios.
la muerte ya no le atemoriza mas,

y Su vida está en eterno Amor infinito.